Yo controlo

Hace unos pocos mensajes hablaba del síndrome de la cabaña; comentaba alguna de las reacciones y comentarios recibidos entre ellos uno que da pie al título: «yo no quiero ir a tomar una copa».

Pues bien, la semana pasada me han hecho varias consultas, alguna de las que dieron pie al otro comentario, preguntando sobre alguna de las cuestiones que tienen que ver con lo que yo denomino «lios con el alcohol».

Una de las lecciones que aprendí en su momento como trabajador en primera línea de drogodependencias, fue la frase: «Yo controlo». Cuando alguien te la espeta a modo de misil para que no sigas preguntando «tu sentido aracnido» debe ponerte en guardía.

Y entonces comienzas a plantear cuestiones que pueden hacerte real la hipótesis que manejas. Tenemos delante un lío con alguna «adicción». Es importante recordar que desde un uso inadecuado hasta la adicción hay un recorrido que dependiendo de la persona, el momento vital o la sustancia de la adicción va a cambiar de tiempo e intensidad.

Síntomas de sufrir una adicción:

  • Perdida de interés en aficiones o actividades que antes creían importantes
  • Cambios repentinos de de amigos, personas significativas, etc.
  • Alteraciones bruscas del estado de ánimo
  • Cambios de peso
  • Irritabilididad
  • Ansiedad, …

Si necesitas ayuda contacta con nosotros. Somos un equipo con más de 25 años de experiencia.

  • En nuestro centro atendemos a población de todas las edades y demandas.
  • Contamos con profesionales especializados en diferentes ámbitos, ofrececemos una respuesta adaptada a las necesidades de la persona.
  • Además, contamos con convenios de colaboración y programas benéficos que facilitan el acceso a psicoterapia a cualquiera que lo necesite.

#Trabajandoconadicciones_rv_psicoterapia

Sobre las preguntas en la práctica sistémica

En el grupo de trabajo del curso de pedagogía sistémica hemos estado hablando de cómo clarificar los diversos encargos o demandas que se nos ofrecen. Una vez que hemos puesto encima algunas cuestiones me piden que escriba algo sobre lo que habíamos hablado y trabajado.

Aprovecho que estamos potenciando el blog para trasladar las respuestas que se me han hecho. Parto de lo que escriba a continuación puede ser modificado a lo largo del tiempo y no es original del todo, puesto que es parte de mi práctica habitual pero tiene mucho de haber copiado aquellas prácticas que me ha parecido oportunas y que daban resultados, tanto a compañeros actuales y pasado, como material de estudio, de muchos autores de enfoque sistémico.

Para aclarar la demanda o el encargo que me solicitan puedo plantearme las siguientes preguntas.

  1. ¿Quién me hace el encargo?
    1. ¿Realmente es la persona que tengo enfrente quién me está pidiendo algo? ¿Es la clienta o es la que me va a pagar por mis servicios? ¿o tiene otro rol?
    2. ¿Qué tendríamos que hacer la persona y yo para dejar satisfecho a quién o quiénes hayan hecho el encargo?
  2. ¿De verdad lo quieren de mi? ¿o lo quieren de otro compañero del centro? ¿o del centro en general? o ¿realmente a quién están interpelando?
  3. ¿Este es el momento del encargo?
    1. ¿Desde cuándo lo quieren?
    2. ¿Ya se lo han encargado a otro u otros?
    3. ¿Soy el único encargado o estamos varios profesionales repartidos?
  4. ¿Hasta cuando lo quiere?
    1. ¿Para ayer?, ¿Ya es demasiado tarde?
    2. ¿Para jutificar cualquier comportamiento posterior o anterior?
    3. … Nos lleva a la siguiente cuestión
  5. ¿Cuántas sesiones quiere? ¿sesiones de terapia? ¿de orientación? ¿de …?
    1. Es ¿cuánto quiere?
    2. Y también ¿cuántas propuestas (objetivas o subjetivas) quiere? (1)
  6. ¿Para qué lo quiere? He aquí el meollo de la demanda o encargo
    1. ¿Cuál es la finalidad?
    2. ¿Qué habría que hacer en función de esa finalidad? (2)
  7. ¿Contra quién?
    1. Nos hacen el encargo ¿en contra de quién o de quiénes?. ¿Existen coaliciones que tienen que ver con el encargo?
    2. Y sobre todo ¿estan de acuerdo o no con el servicio deseado? (o los servicios). No ya tanto con la demanda, sino con el servicio en sí mismo.

Espero que esto os ayude a clarificar lo comentado hoy en la sesión

(1) Os recuerdo lo que he comentado varias veces: escribir la demanda que os solicitan pero lo más concreta y operativa que podaís…

(2) La herramienta del «milagro» puede sernos útil.

PD

Queda por redactar algo sobre el contexto de derivación, que también lo haré por aquí.

Blanco2largo_direccion

Grupo Terapeútico

Básicamente podemos afirmar que un grupo, especialmente aquellos que se dirigen a actividades de ayuda o de relación de ayuda, está configurado por:

  1. Comunicación directa, cara a cara, entre sus miembros.
  2. Pérdida relativa de la individualidad de sus integrantes, que es reemplazada por una totalidad.
  3. Normas comunes grupales, que vienen a reemplazar las normas individuales, previas y que configuran un sistema propio de roles.
  4. Interacción relativamente exclusiva entre sus miembros dentro del contexto grupal.
  5. Conciencia de pertenencia al grupo.
  6. Objetivo común y compartido.

El grupo terapéutico lo forman un conjunto de personas que «se agrupan» en torno a un terapeuta para con su orientación y ayuda lograr el objetivo de su mejoría, mediante un proceso – proceso psicoterápico grupal – en que van a poner en juego una serie de roles y esquemas aprendidos en experiencias pasadas, enfrentándose a los diversos conflictos y diferentes situaciones conflictuales que les han impedido una plena realización.

En este sentido, la finalidad de la psicoterapia grupal sería la internalización operativa de este proceso en cada miembro del grupo.

Añadiremos más adelante algunas cuestiones sobre este post

Como superar la ansiedad

Esta entrada está realizada por mi compañera Ester Claver

¿Quieres saber cómo es tu estado de ansiedad?

Aquí encontrarás un test bastante fiable diseñado por psicoactiva.

http://www.psicoactiva.com/tests/test-ansiedad-profesional.htm

Los trastornos de ansiedad son muy comunes, pero no por ello menos molestos e incapacitantes para quien los padece. Miedo irracional a salir a la calle, a hablar en público, a volar… muchas caras para una misma cosa: tu cerebro te está alertando de algo.

  • Quizá en algún momento de tu vida esa alerta fue necesaria y tu cerebro no sabe que eso ya pasó.
  • O hay una decisión pendiente (o muchas) en tu vida que no afrontas y tu cerebro te avisa de que hay una tarea sin hacer.
  • O te has pasado con el estrés y tu cerebro se revela.

Hay que saber dónde está la raíz. Y también ser consciente de que es un trastorno muy pero que muy paralizante pero que nadie se muere de ello, que los síntomas son normales, que ni te mueres, ni te vuelves loco. La medicación puede ayudar, pero puntualmente. Luego no sirve para nada. Te tranquiliza, pero también te resta capacidades que necesitas.

¿Qué hacer? conductas alternativas que también relajan pero sin efectos secundarios. Y tratamiento psicológico apropiado.

El trastorno de ansiedad termina produciendo alguna fobia. Una de las más comunes es el miedo a los espacios abiertos, a salir a la calle. Cuando la persona se ve en esa situación, primero anticipa que le va a dar un ataque de ansiedad y luego siente una especie de vértigo, pánico… y los demás síntomas fisicos que varían de persona a persona.

Cortar ese ciclo es importante. Parar el pensamiento anticipatorio y afrontar los signos físicos sin darles importancia. No es fácil, se necesita ayuda externa en muchos casos. Pero la lucha no se debe abandonar. Decirle a tu cerebro que mandas tu, que no pasa nada y que poco a poco vas a conseguir tu meta. Paso a paso. 

Una de las claves es aprender a sentir, o más bien a aceptar lo que sentimos, ponerle nombre y aceptarlo. Muchos de los problemas de ansiedad vienen derivados de el «analfabetismo emocional» en el que nos ha sumergido la sociedad actual.

En Zaragoza: Juseppe Martinez 17, 4A
CITA PREVIA: 691 033 965

En Huesca: Plaza Inmaculada 2, 1E of. 3
CITA PREVIA: 629 819 714

Psicoterapia de Familia

Cómo puede ayudarte la psicoterapia de pareja o de familia ante una crisis?

En el vídeo que aparece a continuación y publicado por la FEAP te lo explicamos.

Tanto si buscas ayuda como si quieres iniciar tu formación o conocer alguno de los fundamentos de la en psicoterapia familiar y de pareja no dudes en contactar con nosotros (pincha aquí). También puedes llamar al 691 033 965 si vives en Zaragoza o al 629 819 714 si vives en Huesca.

Culpabilidad

Durante un tiempo he estado trabajando junto con una religiosa extremadamente escrupulosa que mantenía una situación de la que, en principio, parecía no poder salir. Y entonces me he acordado de Dyer. El pasado ya pasó, el futuro vendrá, pero el presente está aquí.

“La culpabilidad no es sólo una preocupación por el pasado; es la inmovilización del momento presente en aras de un suceso del pasado. Y el grado de inmovilización puede abarcar desde una pequeña incomodidad hasta una severa depresión. Si simplemente estás aprendiendo lecciones de tu pasado, y prometiéndote evitar la repetición de algún comportamiento específico, eso no se llama culpa. Experimentas culpabilidad sólo cuando este sentimiento te impide actuar ahora porque antes te comportaste de una cierta manera. Aprender de tus equivocaciones es una parte sana y necesaria de tu crecimiento y desarrollo. La culpabilidad es malsana porque gastas inútilmente tu energía en el presente sintiéndote molesto y deprimido a causa de un acontecimiento ya histórico. Y eso es tan inútil como malsano. No hay culpabilidad por grande que sea, que pueda resolver un solo problema.”

Dyer, W.

¡Qué pereza! ¿Empezamos?

Volver a volver a empezar
¿Otra vez?
¿Ya es septiembre?
¿Cómo ha podido pasar tan rápido el verano?
¿Lo he sabido aprovechar?
No he tocado un libro…
No he pisado el gimnasio…
No tengo ganas de volver a la ofi…
Ahora sí que tengo que ponerme en serio a buscar trabajo…

¿Algo de esto te resulta demasiado familiar? Volver a empezar no siempre es una tarea sencilla. Es habitual que en verano rompamos con nuestra rutina habitual, con todo lo que ello supone. Podemos tender a abandonar hábitos saludables y adoptar otros que no nos benefician en absoluto.

No te preocupes. Deja de culparte y comienza a actuar. En Facilitamos estamos encantados de poder ayudarte.

No lo pienses más, no lo dejes para mañana. ¿Empezamos?

Llámanos al 661 13 17 63 o al 691 033 965

1 2