El arte de hablar sin decir nada I

Cómo ya comenté la semana pasada, los domingo voy a utilizarlos para escribir algo sobre lo que día a día voy trabajando. Comencé con el arte de hacer preguntas, y hoy voy a comenzar con el arte de hablar sin decir nada. Arte difícil y complicado que algunos llevan hasta las cumbres más elevadas. No, no me estoy refiriendo a los políticos, que también.

Este comentario va dedicado a aquellos que quieren hablar mucho sin decir nada, TODO esta sacado de una charla de competencias y un solo individuo hablando en 30 minutos (que fue el tiempo que puse atención). Tengo que decir que «esta joya» está en mi disco duro desde hace años, cuando yo explicaba la asignatura Comunicación Social (poseo otra que pondré en próximos días).

Reglas para hablar mucho sin decir nada:

  • Abuse de los sinónimos Ej.: «Este concepto es anticuado, antiguo, pasado, arcaico…» , unos detrás de otros, como si significaran cosas diferentes.
  • Mientras dice los sinónimos o adjetivos, enumere con los dedos, esto le ayuda a gasta mas tiempo por palabra.
  • Diga cosas que no sean concretas Ej. «A veces si, a veces no», «Todo depende».
  • De muchos ejemplos triviales e inútiles Ej. «Todos caminan, el perro camina, el gato camina, la vaca camina, la comadreja camina, el avestruz camina, nosotros caminamos, tu caminas…»
  • Utilice palabras de uso «no común» para asombrar a los ignorantes, «Idiosincrasia», «Coyuntura», «Paradigma», «Mefistofélico». (O palabras en desuso que también las hay)
  • Agrupe muchos adjetivos en una innecesaria lista de detalles Ej. «un gato negro, veloz, ágil, sofisticado, tímido y acongojado»
  • Volver los sustantivos verbos o lo verbos sustantivos o adjetivos verbos, en general, volver nada la estructura del idioma, como dijo el sujeto objeto del estudio: «un verbo sustantivado». Ej.: «perrear», «translucirse», …
  • Cambiar el fin de las cosas Ej. «ovarios masculinos», «correr lento», «EL ELEMENTO COMO UN TODO».
  • Repetir preguntas básicas y sin sentido para hacerse el profundo ¿El Qué?, ¿Cómo? y ¿Dónde? Del caldo gallego», «el ¿cómo? ¿porqué de la cumbre del clima?».
  • Abusar de frases como «Básicamente», «Sin lugar a dudas» «Zapatero a sus zapatos», «Eso es como todo».
  • Mostrar diapositivas con diagramas INMENSOS llenos de flechas para todos lados, colores horrorosos, tipografías difíciles de leer, donde no se distingue nada y tratar de explicarlo con un apuntador laser.
  • Usar siglas para todo Ej. Y.R = «Yo respondo», EMDLMS= «Estoy mamado de las malditas siglas».
  • Invite al publico a hablar «Hablen», «Opinen», «Quiero oír sus voces», pero como no se ha dicho nada, ¿de que va a opinar uno?.

Por cierto que hablando con uno de los organizadores del taller, que tenía un subtitulo que hablaba de competencias en la comunicación, m enteré que el tal sujeto se había llevado 1.000 € por dos horas y media… Y lo malo que algo de lo que dijo yo ya lo había leido y/o visto en internet

¡¡Buen trabajo!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.